miércoles, enero 17, 2007

LA VERDAD ES FUERTE Y PREVALECERA

La situación de la autovía Cuenca-Tarancón es un escándalo de tal magnitud que ni siquiera los medios oficiales pueden ocultarlo.

En “El Dia”, en portada, el clamor popular por el estado del firme de esta autovía INCONCLUSA.

Diríamos que se informa, pero no se informa de nada porque a estas alturas casi todos hemos sufrido el tobogán de esta autovía a la salida de Cuenca.

En 2007, tras 18 años de obras para 80 kilómetros, 80 km troceados en tramos como si fuera la autovía siberiana, la parte que esta en servicio se cae a pedazos y los tramos que no están en servicio suponen un verdadero riesgo.

No es alarmismo injustificado. De noche los tramos en obras son muy peligrosos, por los desvíos y por las rotondas.

En Cuenca, que ha luchado más que nadie por la autovía. Que perdió la autovía Madrid-Valencia, que para no pasar por Cuenca desvió su trazado. En Cuenca seguimos en 2007 sin comunicación por autovía cuando muchos pueblos de esta región ya tienen esta infraestructura.

En Cuenca tenemos que aguantar que la administración regional presuma de que ha hecho la autovía de Los Viñedos en tiempo record de 4 años y con una alta calidad constructiva.

Disfruten conquenses del tobogán que nos lo hemos ganado a pulso.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero no va a ser facil. En El Dia han hecho un repaso a los candidatos a la alcaldía Y HAN QUITADO A MELERO.

Zequiel dijo...

La autovía va lenta, pero, a la china-chana, va. Hay que decir que en 1996, en campaña electoral, Aznar prometió en la Plaza de Toros de Cuenca, luego del enfado que los conquenses teníamos por habersenos negado la autovía a Valencia por el PSOE, que haría las autovías que reivindicabamos. Después de ocho años de gobierno, no fue capaz de inaugurar ni siquiera el primer tramo de la de Cuenca a Tarancón. Y de las demás ya ni hablamos. A cada cual lo suyo.

Anónimo dijo...

Aznar no prometió en la Plaza de Toros la Autovía de Valencia, sino la de Tarancón.

En concreto, las palabras textuales que pronunció fueron:
-"lo que desde Madrid viene a Cuenca, en el futuro irá llegará a otros sitios" (está gravado).
En cuanto a lo de los ocho años de gobierno es absolutamente cierto.

Pero un alto cargo del Psoe, ahora ministro de Trabajo, Jesús Caldera, prometió en Motilla del Palancar, en plena campaña electoral de las elecciones generales de marzo de 2004, que, si el Psoe ganaba las elcciones, la Autovía Cuenca-Tarancón estaría terminada y en servicio un año después de la proclamación de Zapatero. No solamente se ha incumplido, pues están a punto de cumplirse los tres años de mandato de Zapatero y no se ha terminado ni está en servicio, sino que ademá se ha paralizado con la disculapa de que se han encontrado restos arqueológicos; lo cual es mentira por tres motivos: el primero porque no se han encontrado -pretérito perfecto, que indica un pasado inmediato-, sino que los encontraron hace ya muchos años -pretérito indefinido, que indica un pasado lejano-; el segundo, porque el figuraban tanto en los estudios informativos de los trazados, que recogen las prospecciones del terreno y son sometidos a información y periodo de alegaciones con las medidas correctoras preceptivas, como en los estudios de impacto; el tercero, porque no afecta en concreto al propio trazado de la autovía, sino a una vía de servicio.

Lo que sucede, no es ni más ni menos, que se deja de aportar dinero para acometer las obras, porque se produce una desviación presupuestaria hacia otros proyectos en el ámbito del Estado y, lógicamente, la paralización de las obras que ya llevaban un ritmo lentísimo.

Independientes por Cuenca ya ha expresado, en más de una ocasión, que las autovías no se hacen para generar flujos de tráfico sino, para encauzar los ya existentes. Esta es la premisa que no debemos olvidar nunca.

Desde el mismo momento que José Bono anuncia el interés de la Comunidad Autónoma por hacer la Autovía de la Alcarria que circunvala Madrid, y recorre desde Zaragoza el tr´fico para reconducirlo hacia el sureste español por Albacete, el Estado pierde su interés por la Autovía de Teruel, que pierde más del 30% del tráfico con que se concibe. Pero a su vez la Autovía de Trancón, también pierde interés para el conjunto del Etado, que al perderse la de Teruel, se pierde el enlace oeste-este-noroeste por Cuenca. Es decir, de Extremadura con el norte del levante, con lo cual se afecta al proceso de construcción.

JL Collada

Anónimo dijo...

Habrá que declarar persona non grata en Cuenca a la titular de la Consejería de Obras Públicas.
Ver noticia del 18-I-07 en la página "El Gobierno informa" de la junta.
Después de su visita a Guadalajara, ahora su objetivo son las autovías y autopistas...de Toledo.
Y la autovía Cuenca-Tarancón, para cuándo? Los alcaldes de estas dos poblaciones son inútiles, enemigos de Cuenca, qué gente más incompetente.

Anónimo dijo...

En efecto la Consejera de Obras Públicas ha declarado con orgullo que Toledo tiene mas autovías y autopistas que Madrid.

Anónimo dijo...

Incluso para Cuenca es excesivo esto de la autovía, incluso para Cuenca.

Si a mi me dicen hace unos años que en 2007 iba a estar en estas condiciones no me lo hubiera creído.

Un afiliado dijo...

Por la dignidad de Cuenca. Todos con IxC, todos con Antonio Melero.

Anónimo dijo...

La verdad que es indignante que el señor Barreda esté dando prioridad a autovías entre pueblos en la provincia de Ciudad Real que a la que una Cuenca con Madrid...me parece vergonzoso.