lunes, septiembre 24, 2007

¿Realmente Cuenca pertenece a esta región?

Son declaraciones de la Consejera de Economía en relación con los presupuestos de la región para 2008.


Además, la vicepresidenta segunda se mostró "optimista" porque la industria y los servicios, sectores que marcan la diferencia de la economía castellano-manchega con la nacional, seguirán una dirección de crecimiento, "y nos van a permitir arañar alguna décima al crecimiento del conjunto del país".

"Las empresas que proporcionalmente más crecieron el año pasado son las que se sitúan en sectores de alta tecnología, y están relacionados con el medio ambiente y el turismo", añadió Araújo.

Cuenca no tiene empresas de alta tecnología, y en Cuenca, además de una industria prácticamente testimonial, tenemos un sector servicios característico de una economía basada en la agricultura.

De derecho si pertenece Cuenca a esta región, pero de hecho cada vez menos.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Claro que pertenece. Y tiene un papel muy definido: El de hacer de hermano pobre que justifique recibir dinero de la Unión Europea para que en otras provincias puedan hacerse más aeropuertos, más autovías, más trenes de alta velocidad...

Para eso estamos. Y parece que nos gusta. O por lo menos, no nos quejamos mucho.

Rafa dijo...

Sinceramente, tengo mis dudas de que tengamos algo que ganar en esta C.A.
El primer comentario anónimo tiene toda la razón.

Mi opinión es que deberíamos plantear poco a poco una autonomía conquense (¡que además tenemos Fuero, qué leches!) y no cometer el mismo error de las demás, que es echar por tierra la agricultura y silvicultura en aras de un urbanismo desquiciado y un sector servicios basado casi exclusivamente en el turismo.

Una buena reforma económica para Cuenca y su tierra pasaría por modernizar la tarea del pequeño agricultor, de modo que una producción modesta resulte viable y tenga mercado, eliminar lo máximo posible los intermediarios y desarrollar los núcleos rurales en base a actividad real que pueda ser autogestionada por el municipio.

Tenemos, además, el privilegio del subdesarrollo, de una provincia virgen de chapuzas megalomaníacas, de poder ofrecer, in extremis, un lugar de residencia cercano a Valencia y Madrid, pero con vocación de peso propio.

Cuenca Foral.

Anónimo dijo...

Ni desarrollismo ni subdesarrollo, desarrollo sostenible sería una ambición posible en Cuenca donde compaginar agricultura con turismo en el medio natural y sociedad de servicios.

Es el modelo irlandés, de una sociedad agraria a una innovadora sin pasar por la industrialización salvaje que además trae el corolario de la deslocalización.

Anónimo dijo...

Lo peor que le pudo pasar a Cuenca es caer en manos de los toledanos y los manchegos

Gladiator dijo...

Una buena oportunidad sería la inversión en energías renovables, deberíamos ser ambiciosos en este tema, panel solar que se produce, panel que se vende, las empresas de energía solar son las que más están creciendo, Solaria, un 70% en 2 meses. Puertollano ya ha tomado la delantera,(Hidrógeno, energía solar, eólica, biocombustibles), ese modelo es el que tenemos que empezar a copiar, y de manera urgente. Si somos ambiciosos en este tema y sabemos leer el futuro estaremos en la primera linea de salida para ponernos por primera vez entre las ciudades más innovadoras y con más futuro.
El ayuntamiento de Cuenca debería ser proactivo y apostar por las energías renovables.