viernes, septiembre 28, 2007

En Toledo hechos, en Cuenca bonitos discursos...como siempre.

Esto pasa en Toledo.

LA NOTICIA

Prioridad inversora regional para la capital.

Toledo, a reventar económicamente por la influencia de Madrid, a reventar de futuro, prosperidad y desarrollo por las sinergias impensables hace años de la capitalidad regional que compitió con Cuenca.

Desarrollo llama a desarrollo, los ricos cada vez más ricos y la brecha con los pobres cada vez mayor, en esa infernal espiral ha entrado Cuenca en esta región.

Cuenca decadente en medio de un proceso de aceleración histórica de la región a la que por otra parte ni cultural ni históricamente pertenece.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

ilusos . Somos unos ilusos y nos merecemos que nos la sigan metiendo doblada. menos mal que esto va a pegar un pedo bíblico y, mientras vascos huyen por poniente y los catalinos por levante, nos podremos reagrupar con Madrid y los restos del estado.

Rafa dijo...

Desde un punto de vista geopolítico, y tras asistir a unas conferencias sobre energías renovables y sobre ordenación del territorio, creo que Cuenca tiene posibilidades por sí misma para constituir una Comunidad Foral, sin necesidad de reagruparnos con Madrid y Valencia. La foralidad no se reivindica: se ejerce.

Cuando caen los grandes edificios, sólo quedan en pie las tiendas de campaña. La solución es reavivar pequeñas comunidades donde la vida humana siga siendo posible, en la medida en que, fieles a nuestra cultura, nuestra historia y (por qué no decirlo) nuestra Fe, sabemos que no debemos poner las esperanzas en este mundo.

La fractura de España y, por ende, de Europa entera, se debe sin duda al abandono de las raíces propias, de la propia cultura e identidad, en aras de una mentalidad "moderna" y revolucionaria que, desde 1789, sólo genera decadencia.

Nos merecemos que nos invadan y nos pasen a cuchillo.

Anónimo dijo...

Está claro que la gravisima tensión centrífuga de los nacionalismos periféricos, cuyas graves consecuencias no podemos anticipar, provoca el correlato de agrupamiento en torno, entre otros, al eje Madrid-Valencia.

Triste, pero o es por este camino o lo que le espera a Cuenca en este invento de región ya sabemos lo que es.

Anónimo dijo...

rafa, sin necesidad de negar la revolución liberal que ha traído
a la humanidad las mayores cotas de desarrollo, igualdad y libertad individual, podemos aceptar que el inicio de la decadencia de occidente.

Pero pienso que los problemas que enfrenta la humanidad siempre se resolverán con más libertad, no con menos siendo esto compatible con la autenticidad de los sentimientos de pertenencia a una cultura o religión.

La posición de Cuenca es privilegiada para conformar una isla de desarrollo sostenible por dos razones:

Porque es lo que toca en este momento en todo el mundo.
Porque como no tiene desarrollo de otro tipo Cuenca puede empezar el modelo desde cero.

7 sello dijo...

¿Comunidad Foral? te refieres a recuperar el Fuero del rey Sancho?
Con 200 mil habitantes y 17000 km2 poco se puede hacer sin contar con los vecinos.
Me gusta el símil de "los edificios y las tiendas de campaña".
Esa "tienda" debe estar llena de guerreros dispuestos no sólo a defender lo suyo y lo de sus familias, sino también a velar por los fundamentos de una Civilización, o, si lo quieres de otra manera, de unas Costumbres.
Lo del perro flaco y las pulgas es el paradigma de lo que sucede en una comunidad como la nuestra. Comunidad que no se puede circunscribir a los límites provinciales.
Son demasiadas las cosas que defender. Y pocos son los operarios.
Al menos yo no veo voluntarios dispuestos a dar la cara, que no la batalla.
Nuestra sociedad está llena de "condes don Julián" dispuestos a venderse al otro con tal de sobrevivir, aunque al final se los coman a ellos también.
La altura de miras pasa a ser, en estos momentos, bajura.
Nos quedamos sin ciudad, sin provincia, sin región, sin nación y, lo que es peor, sin Civilización.
Es el SILENCIO DE LOS BORREGOS.
Desgraciadamente.

Rafa dijo...

Ante todo, vayan mis disculpas por responder tan tarde...

Al anónimo nº2, discrepo en cuanto a las "cotas de desarrollo, igualdad y libertad individual" que ha traido la revolución liberal. Una cosa son los avances técnicos y otra la situación social actual que, con la excusa de la democracia como ideología, es la más tiránica que ha conocido la Humanidad. Por lo demás, de acuerdo en el resto de tu mensaje.

A 7º Sello: los fueros son la aplicación del principio de subsidiariedad, que genera libertades concretas. No hablo de viejas glorias sino de actitudes posibles y necesarias. Y lo de contar con los vecinos, evidentemente no me refería a la autarquía, sino precisamente a potenciar un autogobierno que prescinda de superestructuras y no ahogue las iniciativas sociales particulares. La Rioja, Santander o Guipúzcoa no son menos castellanas, aunque a alguno le pese, y muchas lágrimas nos habríamos ahorrado de haberse respetado esa foralidad de inicio hace unos siglos.

Además, como tu bien dices, es cierto que falta arrojo e iniciativa particular. Gracias por lo del símil, pero se lo he cogido prestado a Chesterton.

Saludos cordiales.