miércoles, enero 02, 2008

Cuneros a fin de cuentas.

Si se confirma lo de Pulido al Congreso Cuenca ya no podrá caer más bajo.

Esta tierra ha sido siempre lugar donde los poderosos toman y no dan. Eso era habitual en la España decimonónico. Los ”señoritos” de Madrid obtenían su acta por Cuenca y eso es lo único que querían saber de esta tierra.

Grave es que siga ocurriendo en pleno siglo XXI.

Por sus obras los conoceréis, y en Cuenca los resultados del trabajo de la clase política en estos años están a la vista.

Pero desde las últimas elecciones locales el espectáculo se ha vuelto bochornoso. Cuenca moneda de cambio, Cuenca excusa para medrar, Cuenca klinex.

Cuenca, donde unos pocos son los privilegiados a costa del abandono y la frustración de muchos.

Las cosas se podían haber hecho mejor, también en Cuenca, en una España plena de oportunidades en estos 25 años, todas desaprovechadas en esta provincia abandonada a su suerte.

Y está claro que la clase política de Cuenca ha terminado por creerse impune, y la pesada digestión, aún no finalizada, de las pasadas elecciones locales, lo demuestra.

Nueve meses para esto:

El partido socialista, que pierde las elecciones, huye en desbandada, en lugar de aguantar el tipo en la oposición. Busca su solución Cenzano, y la busca Ávila, no queda prácticamente nadie con experiencia municipal.

Pulido, en el desenfrenado derroche que ha presidido su gestión, concede a la oposición un segundo Concejal liberado.

Pero nada es suficiente, y uno de los dos portavoces novatos del psoe, casi recién estrenado el puesto, se va ahora al Senado.

El partido popular, que gana las elecciones ocupa, como es lógico, todos los puestos de confianza política que le corresponden, pero además crea otros cuatro a razón de diez millones de las antiguas pesetas por puesto.

Y ahora se descuelga Pulido con que quizás se marche al Congreso, sin que sepamos que ha hecho o que piensa hacer por Cuenca.

Cuneros a fin de cuentas, porque tan cunero es el madrileño que de Cuenca solo necesita su acta de diputado, como el conquense que solo necesita a Cuenca para medrar en Madrid.

1 comentario:

Si te dijera que soy de dijo...

puffff... Como se vaya vuestro alcalde de Cuenca, ya ningún partido se salva en esta tierra... Es que no tenían ni que decirlo. A mí me parece un poco trepa este Pulido, sin ánimo de ofender.