martes, julio 29, 2008

Justicia ¿cuando?

Hay veces en la vida en que a uno le tocan tanto las narices que no queda más remedio que responder, aún a sabiendas de que los tocapelotas no tienen nada mejor que hacer y que cualquier excusa es buena para que sigan erre que erre.

Lo cierto es que, salvando las más elementales normas de la cortesía y el buen gusto, me gustaría decir en este humilde medio que YA ESTÁ BIEN.

Hace 16 meses que presentamos una denuncia contra los inefables Epi y Blas del barrio – señores Collada y Melli – el desaparecido Coyote (él sabrá por qué) y la ubicua opositora-agraviada- perpetua doña Ana Hernández; la que quiere ser Califa en lugar del Califa y sólo sirve para decirle al juez que ella no sabía nada de lo que estaba escribiendo.

Lo que escribía, ¡manda huevos!, era un papel en el que certificaba, como secretaria del partido IXC ( ¿quién la nombró?) que Collada era el presidente. Eso fue el 28 de marzo de 2007, pocos días antes de convocarse las elecciones municipales.

Collada, un pobre hombre , dice que él no sabía nada de ese papel que le asignaba la presidencia de IXC . Melli, bien conocido por todos funcionarios de la comisaría de policía, funcionarios del juzgado y jueces varios, participó en la trama y ahora luce galones de vicepresidente para entrevistarse con el alcalde y recoger firmas en Carretería.

Lo que lleva 16 meses en el juzgado es la veracidad de ese documento que truncó las esperanzas de cambio en esta ciudad. ¿Hubo mano negra? No lo podemos demostrar… todavía. Pero todo se sabrá a su tiempo. ¿Quién les dejó apropiarse de la marca IXC? Tampoco lo podemos asegurar… pero todo se andará. El mismo juez que les permitió presentarse a las elecciones municipales y que dijo en su auto – que nosotros acatamos – que no se podía pronunciar sobre la legalidad de IXC, fue el que vino a decir en las generales que no se pronunciaba porque este asunto era muy complejo.

Se nos ha acusado de todo en blogs con autor reconocido y en la mismísima web de IXC que diseñamos con tanto cariño hace años y que ahora es una cloaca donde los susodichos señores vierten sus opiniones en nombre de un partido que, a día de hoy, judicialmente no existe.

Todo esto está en manos de la justicia en la que seguimos creyendo…. A pesar de todo.

Lo que me ha movido a escribir hoy otra vez es la publicación de una citación judicial por un juicio de faltas a Javier Saiz Verges (se escribe con UVE de Victoria). Espero que la Justicia haga bien su trabajo y se de cuenta, de una vez por todas, que Melli y Collada, o Collada y Melli, que no tienen otra cosa mejor que hacer, han malgastado sus días en denunciar sin motivo alguno y en llevar su propio fracaso personal a la vida de los demás.

Una actitud miserable que tiene fecha de caducidad.

Caballero sin espada

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias Caballero.
abrazos
tobera
Secretario Gral. de Independientes por Cuenca

Anónimo dijo...

algunos no nos resignamos a que los intereses de Cuenca se cuezan en una olla podrida. Me alegro de que esteis de vuelta y que de alguna manera deis la cara por todos los que confiamos en vosotros.
Cada vez que veo a esos impresentables en la calle pidiendo firmas con gesto de carroñero se me revuelven las tripas y siento la orfandad de ideas y mensaje ilusionante que fuisteis hace poco tiempo.
Ánimo y a seguir.
No lo merecemos los cientos de conquenses que confiamos en vuestro proyecto.

Anónimo dijo...

Epi y Blas se han mosqueado contigo, Caballero.
El que se pica... ajos come.

Anónimo dijo...

esto va para Pulido :

¿no vas a aprender la lección? ¿o es que no te preocupa lo que va a suceder en "tu partido" proximamente porque ya te has colocado?

y esto para mi Marina :

¿tan simple eres que vas a dejar a esta sarta de palurdos hacer y deshacer en el partido para mantener tu pensión? si te importa el PP de Cuenca deberías hacer algo como "todavía" presidenta provincial que pusiste a Pulido.

Anónimo dijo...

Siempre con vosotros, ya queda menos para las elecciones locales y la vuelta al consistorio

animo

Anónimo dijo...

Collada se queja en su blog de que le habeis insultado.
llamarle pobre hombre no es un insulto Collada : es la pura realidad.
¿donde se te insulta en este artículo?
saludos

J

Vicepresidente dijo...

Que curioeurosos estos hombres de su cenit, ¿verdad? Nunca sospeché que llegarán tan lejos, y ya veis, los amos del penal.